Home / Zona de Series / Luther / Luther – 3×04

Luther – 3×04

ALICE MORGAN, LA PAREJA PERFECTA DE LUTHER QUE SIEMPRE QUISO SER VIUDA.

La venganza de Marwood se transforma en personal cuando tiene como objetivo Luther y a los mas cercanos a el. Stark y Gray llegan a tiempo para llevar a Mary a un sitio secreto.

Luther - 3x04

Ficha Técnica

Serie: Luther

Temporada: 3

Capitulo Nº: 4

Fecha de Emisión: 24/07/2013

Ficha en Dehparadox.es: Luther en Dehparadox

Ficha en Sensacine: Luther en SENSACINE

Luther - 3x04

Crítica
 
Desgraciadamente, todo lo que empieza tiene un final, y parece que hemos llegado no solo a la conclusión de la tercera temporada de Luther, sino a su fin televisivo. La única esperanza proviene de las palabras del propio Idris Elba y su implicación con el personaje y su historia, por lo que no sería nada descabellado que éste diera el salto a la gran pantalla o, al menos, lleguen a ver la luz algunos telefilmes. El tiempo lo dirá pero, mientras tanto, hemos disfrutado de un episodio final estimulante y vertiginoso donde todas las tramas se han cerrado de manera satisfactoria (aunque algunas más satisfactoriamente que otras). Vayamos por partes. La temporada empezó con una nueva amenaza cerniéndose sobre Luther. George Stark y Erin Gray han sido constantes en su trabajo de machaque y derribo de John, intentando por todos los medios que pagase por sus abusos de autoridad. Lo han intentado a través de sus amigos y compañeros de trabajo (Justin), e incluso entrometiéndose en su vida amorosa mediante Mary. Por lo tanto, era lógico que en el último episodio lograran una pequeña victoria y alcanzaran parte de su objetivo. El problema es que, aún después de contar con tres capítulos para ello y presenciar todo el proceso, la detención e incriminación de Luther se ejecuta de un modo algo forzado y demasiado exigido por el guión, que no por la historia. No parece razonable imputarle el asesinato de Justin o el intento de asesinato de Mary, así como tampoco procede que el propio John acepte sin más las acusaciones, al menos inicialmente. Luce como una forma de introducir al muy necesario personaje de Alice Morgan pero, a mi modo de ver, había cientos de fórmulas más sutiles o simplemente más naturales que la finalmente elegida. Así como tampoco les hace ningún favor a Stark y Grey que su investigación coseche cierto éxito como resultado de la muerte de Justin y el ataque a Mary a manos de un desquiciado. Es decir, algo totalmente fortuito que se escapa de sus planes previstos y los hace depender de los elementos ajenos, no de sus indagaciones. Tanto Stark como Grey acaban pareciendo estúpidos. Primero, porque los espectadores sabemos que Luther no es culpable de nada y que todo responde a una venganza personal. Por ello, el error de Cross es mostrarnos la evolución de unas investigaciones cuyos resultados todos conocemos y que no conducirán a nada. No así los intentos de chantajes emocionales a Justin o Mary, pues ahí si que se podría obtener algún fruto con posibilidad de pruebas, pero siempre recurriendo al apartado emocional, nunca al legal. Que el público tenga más información que algunos de los personajes es una decisión arriesgada y más si tu nombre no es Alfred Hitchcock. Pero sobre todo si los elegidos para tal atrevimiento son las amenazas más serias para el protagonista de tu historia, pues corres el riesgo de que parezcan ridículos confabulando inútilmente y dicha amenaza se vea desdibujada y diluida. Y el segundo motivo por el que Stark y Grey acaban pareciendo estúpidos es por la blanda actitud del propio Luther, dando la sensación de que ambos persiguen a un corderito reformado y excesivamente cándido, aparentando así una lucha inocua.
 
o6cr - Luther - 3x04
 
Volvemos a uno de los temas más recurrentes de esta tercera temporada:el cambio de actitud de Luther. Si en episodios anteriores se ha analizado su repercusión en la historia, llegados a este punto creo que es importante considerar como afecta a la propia serie como producto audiovisual en si. Es evidente que John Lutter ha cambiado bastante desde sus inicios hasta ahora, provocado por acciones de terceros que le han perjudicado directa e indirectamente. La evolución del personaje ha sido clara desde entonces. El policía problemático y triste dejó paso al kamikaze que usaba la placa como excusa para desahogar su conciencia, para acabar siendo demasiado consciente de como alguien como él (representado en este caso en el bando contrario) puede ser un peligro no solo para las personas que ama sino para toda la sociedad. Mary ha sido vital en esta fase pero, como se ha visto durante toda la temporada, un cambio personal a mejor no implica necesariamente que te ocurran cosas buenas. Y es que John sigue gafado, sigue poniendo a sus seres queridos en la diana de psicópatas y perturbados para su propia desesperación. Tal y como dice George Stark: “¿Qué pasa con John Luther y la gente qué ama?”. Esa necesidad de proteger a los suyos es algo más que vocación policial, es una forma de expiar sus pecados y purgarse emocionalmente. Pero su obsesión es su punto débil, pues hemos visto como a lo largo de tres temporadas esas personas amadas han sido objetivos de distintos criminales, como Justin en el episodio anterior o Mary en este mismo. Incluso Alice Morgan. La diferencia radica en que el Luther de antes no escatimaba en furia ciega, lo que lo hacía mucho más divertido. Por contra, actualmente es algo más cerebral y comedido, expectante ante lo que pueda pasar e incluso se toma su tiempo para evaluar las posibles consecuencias. Esta moderación lo hace un personaje menos atractivo e incluso menos activo en las propias tramas, en las que ha jugado un papel pasivo donde ha tenido que seguir el paso que le marcaban los demás. Prefiero al John Luther león que al John Luther cordero, aunque a nivel estrictamente narrativo no se pueda poner un pero a su evolución. Como crecimiento es el que ha experimentado el personaje de Erin Grey, siendo un poco menos robot implacable y más persona, sin duda como consecuencia de la muerte de Justin Ripley. El buen trato de Justin hacia Erin a pesar de las irregulares tácticas empleadas tanto por ella misma como por Stark, supuso un toque de atención y le aportó una nueva visión de las cosas, aunque quizás no de forma tan inmediata como hubiera sido deseable. Sin embargo, la absolución ética que tiene lugar en el desenlace del episodio es una forma de disculparse ante el propio Luther, salvando así a la única perspectiva de futuro que el atormentado policía podría tener jamás. No ocurre lo mismo con George Stark, riguroso hasta las últimas consecuencias y cuya muerte, por cierto, es de una sequedad formal alucinante.
 
1w93 - Luther - 3x04
 
El final de la tercera temporada también nos ha traído la mayor alegría de la misma, con la solicitadísima presencia de Alice Morgan, encarnada a las mil maravillas por Ruth Wilson. Y desde luego que no ha defraudado, aportándole a la serie ese picante y esa maldad humorística que tanto necesitaba desde su ausencia. Los diálogos de Alice son claramente diferentes al del resto de personajes (más frescos e ingeniosos) y su tratamiento también, creada para servir de contrapunto tanto a Luther como a la característica seriedad y solemnidad de la serie. Ese genial “Siempre quise ser viuda” que le espeta al bueno de Luther en plena cara es un claro ejemplo de su atractiva y atrayente personalidad. Su semejanza con Hannibal Lecter, su peligrosidad contenida, sus movimientos fríamente calculados, etc. Todo en ella es interesante y fascinante, merendándose por momentos al propio Luther (a pesar del espectáculo que supone la interpretación del gran Idris Elba), víctima de un encantamiento de bondad. Precisamente ese puede ser el motivo de su calculada aparición, no hacerle excesiva sombra al protagonista. Pero estoy convencido de que, con la dosificación adecuada, estaríamos hablando de un personaje regular totalmente imprescindible. Es ella quien aconseja a John en sus momentos de debilidad y dudas e incluso quien, en última instancia, acaba con Tom Marwood. Ambos planean la trampa que serviría para acorralar a Marwood, demostrando ser una sociedad de trabajo compenetrada. Por su parte, Marwood avanza un poco más en su locura tras el asesinato de Justin, cuestionando el concepto de Estado y llamando a sus seguidores a la anarquía, al ojo por ojo e incluso a la pena de muerte. Por lo tanto, no solo es primordial su detención sino destruir la imagen de justiciero heróico que ha conseguido implantar en el público, con el objetivo de no crear un mártir injustamente asesinado por la policía que de lugar a imitadores. El dúo John-Alice dará buena cuenta de él, como no podría esperarse de otra forma. Y es aquí cuando empiezan a surgir las preguntas. El expediente de Luther en el cuerpo de policía parece limpio, la relación con Mary presumiblemente terminada y Alice Morgan libre, una vez más. ¿Significará la escena del abrigo la desaparición definitiva de Luther o simplemente el nacimiento de una nueva etapa? ¿Estará Alice ligada a su futuro? ¿Iniciará John una carrera en solitario luchando contra el crimen? Espero y deseo que estas preguntas tengan respuesta algún día. Significará que ese paseo estilo western crepuscular de John Luther y Alice Morgan desapareciendo por las calles de Londres no es el final de esta historia.

About jlamotta23

Mi Amor.SevillaFC.Cine.Series.He escrito1WesternNoirRoadMovie.Bob Dylan,Bowie.Jim Thompson.Escribo sobre cine.The Wire,Kubrick,TheSopranos,Scorsese,Breaking Bad

Check Also

‘Arrow’: 5×10 – Who Are You?

Preocupado por si Prometheus tiene razón y él es solo un asesino en el fondo, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies