Home / Criticas de Cine / Cine Occidental / [Sitges 2013] Reseña: ‘Enemigo’ (2013)

[Sitges 2013] Reseña: ‘Enemigo’ (2013)

EL ENEMIGO JUEGA EN CASA, NOSOTROS NO.

Adam (Jake Gyllenhaal), un afable profesor de literatura con una vida bastante monótona descubre un día, viendo una película, a un actor que es idéntico a sí mismo. Entonces, inicia la búsqueda del individuo con consecuencias inesperadas… Libre adaptación de la novela ‘El hombre duplicado’ de José Saramago.

[Sitges 2013] Reseña: 'Enemigo' (2013)

Ficha Técnica:

Título original: Enemy
Año: 2013
Duración: 90 min.
País: Canadá
Director: Denis Villeneuve
Guión: Javier Gullón (Novela: José Saramago)
Música: Danny Bensi, Saunder Jurriaans
Fotografía: Nicolas Bolduc
Reparto: Jake Gyllenhaal, Mélanie Laurent, Isabella Rossellini, Sarah Gadon, Jane Moffat, Tim Post, Laurie Murdoch, Darryl Dinn
Productora: Coproducción Canadá-España; Rhombus Media / Roxbury Pictures / Mecanismo Films
Género: Thriller. Intriga | Thriller psicológico

Crítica:

Los anteriores trabajos de Denis Villeneuve me entusiasmaron por su concepción clásica de la narración y un estilo tradicional que promovía la importancia de la historia por encima de cualquier otra cosa. Tanto Incendies (2010) como Prisoners (2013) poseen argumentos duros, personajes dramáticos que se enfrentan a situaciones más grandes que la suma de todas sus experiencias previas. En ambas hay misterios que pueden ir resolviéndose en el devenir de la trama, o quedar inconclusos. y, a pesar de eso, no dejaban un regusto amargo de incomprensión. No te facilitaba todos los detalles del puzzle pero si las piezas, por lo que la búsqueda de la verdad partía de una base coherente y sólida. Todo eso desaparece en su nuevo trabajo, Enemy (rodado casi al mismo tiempo que Prisoners), donde es el espectador el que debe rellenar los huecos de la mente del protagonista y discernir donde empieza y termina la realidad del mundo que presenciamos. El problema no es que no nos proporcionen indicios que rastrear, sino que el envoltorio es molesto, monótono y tedioso, por lo que el caramelo pierde interés a medida que vamos conociendo más de él. Enemy es una adaptación libre de la novela de José Saramago, El hombre duplicado, perpetrada por Javier Gullón y Villeneuve. Tanto la novela como la película plantean las mismas preguntas:¿Cómo saber quiénes somos? ¿En qué consiste la identidad? ¿Qué nos define como personas individuales y únicas? ¿Podemos asumir que nuestra voz, nuestros rasgos, hasta la mínima marca distintiva, se repitan en otra persona? ¿Podríamos intercambiarnos con nuestro doble sin que nuestros allegados lo percibiesen? Ninguna de esas cuestiones queda respondida en el film. Y eso está bien. El cine debe plantear siempre, y responder poco, pues es la manera en que el público se inmiscuya en la historia y se sienta partícipe de ella. Pero eso en Enemy no ocurre, ya que la mayoría de los elementos usados por Villeneuve excluyen, más que integrar. La utilización de la música es cansina y repetitiva, no solo no cumple su objetivo de generar tensión, sino que molesta y desempeña una labor fronteriza con la psicología de los personajes, a la que no te permite acceder debido a su prolongada intromisión. No incordia tanto el hecho de que la trama sea inverosímil, pues entendemos su grado de metáfora y simbolismo, sino su apariencia y su diseño de falso thriller, que embauca de mala manera, haciendo que la frustración sea mayor en su segundo y tercer acto. Villeneuve se marca una fiesta a la que no estamos invitados, a pesar de querer llegar al lugar de celebración. Pero se nos impide sistemáticamente entusiasmarnos por su ritmo cansino de telefilm barato, a pesar de contar con una sugerente fotografía de Nicolas Bolduc donde predomina el ocre para la creación de atmósferas, en uno de los pocos ingredientes que funcionan de la película.

enemy - [Sitges 2013] Reseña: 'Enemigo' (2013)

La metáfora es importante en Enemy y, desde el principio, nos lo hacen saber con las lecciones del profesor protagonista del film a sus alumnos. “Las dictaduras mantienen a la sociedad ocupada. En la antigua Roma con pan y circo, proporcionando entretenimiento. Aunque hay quien lo hace de otra forma. Limitando la educación, promoviendo la desinformación, reduciendo las libertades, la cultura, etc”. “Karl Marx decía que la historia se repetía siempre dos veces:la primera vez como tragedia, la segunda como farsa”. Sirve como augurio para lo que está por venir, a parte de como presentación de un personaje que vive anclado en la rutina, la desidia y en la ausencia de pasión. Tiene una vida de clase media decente, con un buen trabajo y una novia que le quiere, pero a su vida le falta acción, misterio, intriga. Y vaya si la encuentra. La búsqueda de su otro “yo” no es más que un intento desesperado por conocerse a si mismo, a su psique, su alma, su ser, su conciencia. Su existencia se ha amoldado al hábito, a la costumbre y a la repetición, y en ese proceso se ha perdido a si mismo. No tiene hobbies, amigos ni estímulos más allá de practicar sexo (que es muy diferente a hacer el amor, donde la pasión no puede controlarse) con su mujer una y otra vez, y explicar los mismos pedazos de historia a sus alumnos día si y día también. Por tanto, y si nos basamos en su alegoría inicial, su otro “yo” no es más que una farsa creada por su subconsciente, por una paranoia incipiente que le proporciona los estímulos emocionales que ya no podía sentir. La definición del “yo” que más se ajusta a lo mostrado en pantalla es la aprehensión de un epifenómeno, una función, o un complejo de sensaciones e impresiones, pero jamás algo físico ni somático. El poder del subconsciente en una mente débil alimenta estas sensaciones hasta no tener conocimiento de que es real y que es puro pensamiento. Los delirios autorreferenciales que sufre el protagonista son un claro síntoma de una paranoia in crescendo. Su baja autoestima dispara en él mecanismos de proyección que recogen signos que confirmen el prejuicio, convirtiendo así la paranoia en convicción. La atracción por algo y el miedo ha conseguirlo que eso le provoca es otro de los vestigios psicológicos que nos propone perseguir la película. El impedimento radica en que las reacciones de los personajes son estúpidas y antinaturales , donde el miedo y la confusión reina por obligación, sin sentido dramático. La mayoría de cosas que proponen, piensan, dicen o hacen, carecen de una pauta de carácter cinematográfico razonable, aún teniendo en cuenta el tono paranoide del relato. Villeneuve dota de una trascendencia crucial a momentos que no aportan nada, donde lo solemne muta a patético. A partir del segundo acto, Enemy es una huida hacia delante sin justificación, donde la manipulación a la que el protagonista somete a la historia (o es sometido por ella) en aras de la creación de un mundo nuevo tiene como resultado una desconexión emocional definitiva con el relato, a pesar de que la araña nos quiera dar a entender que todo es una red orquestada por una mente falsificadora del mundo consciente. Lo mejor del film es un maduro Jake Gyllenhaal (suma otra buena actuación tras Prisoners, por lo que este año tocará nominación), que demuestra que es capaz de llevar el peso dramático de una historia tan compleja. Este sería el momento apropiado para que Fincher volviera a rodar su excepcional Zodiac (2007) ya que, si por aquel entonces Gyllenhaal era un actor algo blando e inapropiado para el papel, seis años después se ha asentado definitivamente como un intérprete que puede alternar papeles ligeros en blockbusters con construcciones dramáticas de peso. Lástima que en esta propuesta de aires hitchconianos (el propio Villeneuve ha declarado que las dos rubias no son casualidad) su trabajo se vea reducido por un curso avanzado de desesperante hastío general.

 

EL ENEMIGO JUEGA EN CASA, NOSOTROS NO. Adam (Jake Gyllenhaal), un afable profesor de literatura con una vida bastante monótona descubre un día, viendo una película, a un actor que es idéntico a sí mismo. Entonces, inicia la búsqueda del individuo con consecuencias inesperadas... Libre adaptación de la novela ‘El hombre duplicado’ de José Saramago. Ficha Técnica: Título original: EnemyAño: 2013Duración: 90 min.País: CanadáDirector: Denis VilleneuveGuión: Javier Gullón (Novela: José Saramago)Música: Danny Bensi, Saunder JurriaansFotografía: Nicolas BolducReparto: Jake Gyllenhaal, Mélanie Laurent, Isabella Rossellini, Sarah Gadon, Jane Moffat, Tim Post, Laurie Murdoch, Darryl DinnProductora: Coproducción Canadá-España; Rhombus Media / Roxbury Pictures…

Review Overview

Nota Jlamotta23

Nota Película

EL ENEMIGO JUEGA EN CASA, NOSOTROS NO

User Rating: Be the first one !

About jlamotta23

Mi Amor.SevillaFC.Cine.Series.He escrito1WesternNoirRoadMovie.Bob Dylan,Bowie.Jim Thompson.Escribo sobre cine.The Wire,Kubrick,TheSopranos,Scorsese,Breaking Bad

Check Also

‘Arrow’: 5×10 – Who Are You?

Preocupado por si Prometheus tiene razón y él es solo un asesino en el fondo, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies