Reseña: ‘El castor’ (2011)

Mel Gibson ofrece una exhibición maníaco-depresiva bajo la atenta mirada de Jodie Foster

Ficha técnica

Título: El castor
Título Original: The Beaver
Directora: Jodie Foster
Guión: Kyle Killen
Música: Marcelo Zarvos
Fotografía: Hagen Bogdanski
Productora: Summit Entertainment / Entertainment One
Año/País: 2011 / Estados Unidos
Duración: 91 min.
Género: Drama / Comedia dramática / Comedia negra
Reparto: Mel Gibson, Jodie Foster, Anton Yelchin, Jennifer Lawrence, Riley Thomas Stewart, Paul Hodge, Michelle Ang
Web oficial: http://www.thebeaver-movie.com/
Enlace IMDB: http://www.imdb.es/title/tt1321860/
Enlace Sensacine.com: http://www.sensacine.com/peliculas/pelicula-140487/

Sinopsis

Walter Black (Mel Gibson) es un hombre que padece una profunda depresión. Su única vía de escape, su único consuelo, es una marioneta que representa a un castor, al que trata como si fuera una persona. Perseguido por sus propios demonios, Walter, que fue en otro tiempo un exitoso ejecutivo de una empresa de juguetes, emprenderá con su marioneta un viaje de autodescubrimiento… (Filmaffinity)

Crítica

Si miramos la ficha artística de El castor, nuevo filme de Jodie Foster como directora (15 años después de hacer lo propio con A casa por vaciones), veremos que en el apartado de género está escrito “comedia negra”, entre otras etiquetas. Pero ni por asomo su tono guarda las esencias de la comedia más visceral y retorcida. Estamos ante un drama que nos lanza un directo a la mandíbula necesario, e incluso pedagógico en algunas fases. Provista de un tono amargo, cuenta la historia de Walter Black, un hombre de familia sumido en la más profunda de las depresiones, tentado con la idea del suicidio, pero que tras abandonar su casa obligado por su mujer (Jodie Foster), recurre a la más extraña automedicación: hablar a través de una marioneta con la apariencia de un castor. Al principio esta conducta es bien recibida por parte de sus allegados, y parece que Walter vive días de vino y rosas en comparación con su anterior hermetismo. Sin embargo, la pantomima deviene en un juego probablemente maníaco.

Presentada en el último Festival de Cannes, El castor recibió un cálido aplauso y buenas críticas, totalmente justificado viendo a Mel Gibson luchar contra sus demonios en lo que algunos cronistas calificaron de “striptease emocional”. Pese a quien pese, el actor y director neoyorquino tiene un mérito incalculable, acrecentado quizá por la realizadora, esa mujer admirable y genial actriz que es Jodie Foster. Y es que, ésta toma el guión de Kyle Killen y lo lleva a su terreno sin complejos, sin impostura, mostrando con lucidez el deterioro psíquico de él y el sufrimiento de ella, puesto que la de California también aparece delante de las cámaras, y lo hace con seriedad, cumpliendo como siempre. El ritmo de la cinta, constante y bien acompañado por la música, nos ayuda a digerir los golpes y encaja a la perfección en la trama. Asimismo, podemos disfrutar de Jennifer Lawrence (Winter’s Bone) en un papel secundario muy apetecible para sus seguidores, ya que se zampa los planos con una simple mirada. Pero el César (o en su defecto William Wallace) reclama lo que es suyo, y Mel Gibson sostiene de principio a fin una historia que, a simple vista, no sería perdurable. De hecho podría considerarse una excentricidad de mal gusto.

Afortunadamente, lo que veo es real y me mantiene pegado a la butaca. Pienso en lo frágiles que somos justo antes de rompernos en pedazos. Y tengo la certeza de que la delgada línea entre la cordura y la enajenación cada vez es menos visible. Aquella oscuridad de la que tanto hablaban los libros se manifiesta como un anhelado salvavidas que muta con violencia. Comprendo lo que me cuentan en una fugaz hora y media. Los gestos y los diálogos llevan tras de sí una gran labor de dirección actoral. En definitiva, estamos ante un relato que esboza la génesis de Walter Black como ser enfermizo, que no divaga ni tropieza al mostrar su mensaje de redención, que cae bien desde la primera escena, y que a pesar de su conformismo visual, se gana un hueco en nuestra memoria.

 

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=hCPlnn8l38k

Nota: 7/10

About J. feat. J.

Check Also

Reseña: ‘Fast & Furious 7’ (2015)

Deckard Shaw, el hermano mayor de los Shaw, clama venganza contra el equipo de Dominic …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies