Reseña: ‘Más allá de la vida’ (2010)

Eastwood oscila entre dos mundos

Ficha técnica

Título: Más allá de la vida
Título Original: Hereafter
Director: Clint Eastwood
Guión: Peter Morgan
Música: Clint Eastwood
Fotografía: Tom Stern
Productora: Warner Bros. Pictures / Malpaso Productions / The Kennedy/Marshall Company
Año/País: 2010 / USA
Duración: 129 min.
Género: Drama. Intriga | Sobrenatural. Melodrama. Historias cruzadas
Reparto: Matt Damon, Cécile de France, George McLaren, Frankie McLaren, Lyndsey Marshall, Bryce Dallas Howard, Jay Mohr, Thierry Neuvic, Richard Kind, Rebekah Staton, Declan Conlon, Stéphane Freiss, Marthe Keller, Derek Jacobi
Enlace IMDB: http://www.imdb.es/title/tt1212419/
Enlace Sensacine: http://www.sensacine.com/peliculas/pelicula-140633/

Sinopsis

Tres vidas entrelazadas por el destino, tres almas obsesionadas y atormentadas con la muerte y el más allá: Por un lado George, un hombre que puede mantener contacto con el alma de los muertos. En segundo lugar, Marie, una periodista de origen francés, que se ve envuelta en un desastre natural de grandes proporciones (un tsunami), que hace que cambie su visión sobre la realidad que nos rodea. Por último Marcus, un colegial británico, que pierde a la persona a la que más quiere, por lo que comienza a buscar respuestas. Sus caminos se cruzan, por azar o por el destino que les espera más allá de sus vidas.

Crítica

Hace casi dos décadas, cuando este escribiente apenas era un querubín, Clint Eastwood dirigió y protagonizó una obra maestra titulada Sin Perdón. Cuenta la historia de un tal William Munny, un tipo frío que, según se rumorea, fue un asesino implacable tiempo atrás. Pero ahora su única preocupación es el cuidado de sus hijos, y debido a las estrecheces económicas acepta un último encargo lejos de Misuri, donde los esbirros del sheriff -interpretado por Gene Hackman– campan a sus anchas y masacran a las putas de un salón. Para ello le acompañan un viejo amigo y un joven pistolero miope. Por aquel entonces, Eastwood ya era todo un veterano en el mundo del cine. Había protagonizado decenas y decenas de filmes y otros tantos trabajos en los que también se situó tras las cámaras. Cintas del calibre de El fuera de la ley, El jinete pálido y la famosa Trilogía del Dólar, de Sergio Leone. El spaghetti-western homenajeaba la pureza del western más crudo y trepidante jamás filmado. Historias firmadas por John Ford o Sam Peckinpah, mucho antes de que se inventara la etiqueta “crepuscular” para encasillar lo inabarcable, los horizontes abiertos.

Poco a poco, Clint Eastwood se asentó en el Olimpo de Hollywood, ocupando la posición que merecía. Con la entrada del nuevo milenio, comenzó a dosificar sus trabajos de actor, centrándose así en tejer poderosos dramas como Mystic River (adaptación de la novela de Dennis Lehane), Million Dollar Baby y Gran Torino (anunciada como su última aparición frente a una cámara). Sin embargo, tras encadenar una notable hornada de filmes, se dispuso a trasladar a la gran pantalla la crónica de John Carlin, El factor Humano. Una obra que contaba la historia de Nelson Mandela y la trascendencia que tuvo en el pueblo sudafricano la victoria de la selección de rugby en el Mundial de 1995. Sin desdeñar el acierto del casting, con Matt Damon metiéndose en la piel del capitán de aquel equipo y Morgan Freeman (eso de “eterno secundario” resulta soez viéndole actuar) en la del mismísimo Mandela, la peli transitaba entre el tedio y la amabilidad.

Deseando que el genio sólo estuviera dormitando, nos llegaron noticias que hablaban de un nuevo proyecto con Matt Damon. Con guión de Peter Morgan (El desafío – Frost contra Nixon), plantando un discurso tan escabroso como abstracto, ya que Más allá de la vida narra paralelamente la historia de tres personajes que están unidos por la traumática experiencia de la muerte, aunque cada uno de una forma, por supuesto. Una periodista francesa es rescatada de la marea que ha engullido una región del Sudeste asiático a causa de un tsunami (hecho que ahonda en la superstición, ya que un mes después del estreno, Japón vivía una situación crítica debido a los terremotos y tsunamis.  Por eso Warner decidió retirar la película de las salas niponas) que es, sin duda alguna, lo mejor del metraje. A su vez, un niño londinense que ha perdido a su hermano en un terrible accidente busca ayuda para intentar contactar con él. Pero todos son unos impostores, salvo un hombre (Matt Damon) con cierto don para comunicarse con los muertos. Al final, todo converge en un clímax que te deja frío. Los acontecimientos se desarrollan de forma plana y previsible, y aunque el filme es correcto acaba  por parecer obra  de otro director. Porque el Clint Eastwood que yo conozco es el terrenal, el que araña la épica, el que dota a la narración de un aroma personal e inconfundiblemente americano. Más allá de la vida es un filme técnicamente irreprochable pero que no deja poso. Y es que, todavía se oye la voz de William Munny diciéndole a su amigo: “Ned, ¿te acuerdas de aquel granjero al que disparé y los dientes le salieron por la nuca?”.

 

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=wrmY77ENiEQ

Nota: 6,5/10

About J. feat. J.

Check Also

Reseña: ‘Fast & Furious 7’ (2015)

Deckard Shaw, el hermano mayor de los Shaw, clama venganza contra el equipo de Dominic …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies