Reseña: ‘Almas condenadas’ (2010)

Wes Craven firma un ‘slasher’ tan prescindible como tedioso

 

Ficha técnica

Título: Almas condenadas
Título Original: My Soul To Take
Director: Wes Craven
Guión: Wes Craven
Música: Marco Beltrani
Fotografía: Petra Korner
Productora: Rogue /Relativity Media
Año/País: 2010 / Estados Unidos
Duración: 107 min.
Género: Terror / Thriller / Slasher / Asesinos en serie
Reparto: Max Thieriot, Denzel Whitaker, Frank Grillo, Zena Grey, Danai Jekesai Gurira
Enlace IMDB: http://www.imdb.com/title/tt0872230/
Enlace Sensacine.com: http://www.sensacine.com/peliculas/pelicula-134192/

Sinopsis

En la tranquila y pequeña ciudad de Riverton, la leyenda cuenta que un asesino en serie juró regresar para matar a los siete niños que nacieron la noche que él murió. Han pasado 16 años, y vuelve a haber desapariciones. ¿Se ha reencarnado el psicópata en uno de los siete adolescentes o sobrevivió aquella noche que le dieron por muerto? Sólo uno de los chicos sabe la respuesta. (Filmaffinity)

Crítica

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, el terror es un miedo muy intenso. También puede tratarse de una locución adjetival en referencia a una obra cinematográfica o literaria del género al que pertenecen: que buscan causar miedo o angustia en el espectador o el lector. Aclarado este punto, debemos remontarnos a 1996, fecha en la que un señor llamado Wes Craven renovó el género –o mejor dicho, subgénero- slasher con Scream, una película que hizo de una careta un icono pop perdurable, sinónimo de congoja y sustos calculados provenientes de un guión descaradamente comercial que, sin embargo, entretenía y cumplía con las expectativas de su target: adolescentes supurando adrenalina. El gurú del nuevo terror se aseguró una merecida legión de fans. Hicieron caja y la saga se alargó hasta la cuarta entrega (estrenada hace poco).

Cuando el crédito es casi ilimitado, el autor es proclive a sufrir crisis de identidad creativa, o directamente produce obras inclasificables cuyo mérito es el de hacer sonrojar al público por bochornosas y aburridas. Es el caso de Almas condenadas, escrita y dirigida por el citado Wes Craven, una historia que habla de un asesino con esquizofrenia que tras asesinar a varias personas y a su mujer e intentar hacer lo propio con sus hijos (uno de ellos todavía en el vientre de su madre), muere y deja tras de sí una leyenda que, dieciséis años más tarde, regresa para cobrarse la vida de esas almas que reza el título del filme. Y si éste no invitaba a grandes esperanzas, ni que decir tiene que el contenido es aún peor, ya que al director no le basta con trazar un desarrollo propio de cualquier telefilme, sino que se regocija en su mediocridad plano tras plano, escena tras escena, y luego de visionar algo tan penoso la única idea que permanece es la de tomar represalias. El cuchillo, fetiche del director de Cleveland (Ohio), corta pero no profundiza. Los diálogos son tan ricos en matices como los que entablan los Rugrats; y es que, abusa de los giros previsibles, los clichés y la estética high school.

Así con todo, la cinta arranca como una exhalación. Los personajes me dan igual, no empatizo con ninguno, tan sólo observo caracterizaciones típicas, no hay rastro de profundidad, claroscuros. Wes Craven muestra graves carencias narrativas que chocan con una sobredosis de ambición sin rumbo. La trama es un slasher de medio pelo. Personalmente no entiendo qué ha hecho el cineasta, por qué le ha dado por eructar semejante tontería. Sus admiradores se echarán las manos a la cabeza, o simplemente considerarán que esta película es un bache, sin más. Tal vez un capricho algo ostentoso, pero digerible al fin y al cabo. Yo bostezo, pienso en el tiempo desperdiciado y me invaden los instintos homicidas. Almas condenadas, sí, pero las de los espectadores.

 

 

Nota: 3/10

About J. feat. J.

Check Also

Reseña: ‘Fast & Furious 7’ (2015)

Deckard Shaw, el hermano mayor de los Shaw, clama venganza contra el equipo de Dominic …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies